A estas altura ya no hay dudas de los planes del Gobierno en relación a los impuestos a los carburantes. La subida del impuesto al diésel -con la eliminación de su bonificación con respecto a la gasolina- es una medida que se consiguió frenar en los Presupuestos Generales de 2020, que el Gobierno consiguió incorporar en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 y que finalmente iba a poner en marcha este 2022. Pero, se ha producido un cambio de planes.

Ahora se han conocido los detalles del informe sobre una ambiciosa reforma fiscal que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, encargó a un comité de expertos y que tendrá un fuerte impacto sobre los precios de los carburantes, actualmente con precios máximos históricos. Aquí te contamos cuáles son las gasolineras más baratas de España.

En este sentido, el informe, titulado Libro Blanco del Comité de Expertos para la Reforma del Sistema Tributario, propone dos medidas que permitirá recaudar hasta 6.850 millones de euros. Por un lado igualar la fiscalidad del diésel y la gasolina de automoción, lo que supone que se eliminará la bonificación que actualmente tiene el diésel o gasóleo. Y por otro lado, recoge una revisión de la fiscalidad de hidrocarburos que supondrá un aumento importante del tipo impositivo que se aplicará especialmente al gas natural y a los carburantes de automoción.

Entrarán en vigor en “el medio plazo”
El Ministerio de Hacienda pretendía aplicar estas medidas de forma inminente pero la situación internacional provocada por la invasión de Ucrania ha obligado a María Jesús Montero a posponer su puesta en marcha hasta “el medio plazo”. Cuando esta situación se normalice el Gobierno empezará a aplicar las medidas que considere de un total de 118 que no solo afecta a los carburantes, también al Impuesto de Valor Añadido (IVA), al impuesto de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, impuestos a los billetes de avión o a los fertilizantes nitrogenados, entre otros.

Sin duda, los transportistas serán los que más vean afectados sus bolsillos no solo por esta subida de los carburantes, también porque se recoge otra medida que tiene que ver con el pago de tributos por usar determinadas infraestructuras y con la que el Estado podría recaudar hasta 1.400 millones de euros. Según dice el informe: “dichos tributos deben adoptar la forma de pagos relacionados con la distancia recorrida mediante dispositivos electrónicos, que en la actualidad existen en numerosos estados de la UE tanto para vehículos ligeros como pesados”.

Fuente: Coches.net

Leave a Comment