Muchas veces dejamos electrodomésticos conectados de forma constante, pero eso puede ser perjudicial para la factura de luz.

Se suele pensar que no tener los electrodomésticos en uso, incluso estando conectado, no implica un consumo de energía eléctrica. La mala noticia es que esto no es así y, de hecho, los expertos recomiendas siempre desenchufar todos lo que no estemos utilizando ya que pueden utilizar luz aún en ése estado.

1- El televisor

Nunca nadie desconecta el televisor de la corriente. Bueno, es momento de empezar a hacerlo. Un modelo de 34 pulgadas puede llegar a gastar aproximadamente 53 kWh al año en stand by y uno LED de 37 pulgadas 35 kWh.

2- Microondas

Siempre está conectado. Los números que suele mostrar en la pantalla implican un consumo de energía constante. Electrodomésticos como los microondas pueden llegar a tener un consumo fantasma de 35 kWh al año.

3- Cargador del teléfono

Se menciona este porque es el más utilizado, pero aplica para todos los cargadores de dispositivos móviles. El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) explicó el año pasado que dejar conectado el cargador del teléfono móvil “consume casi tanto como si estuviera cargando el teléfono”.

4- Regletas o alargadores

Suelen tener varios dispositivos conectados que, están en uso o no, implican un consumo fantasma de energía ya que el flujo se mantiene.

5- Frigorifico

No está en discusión desconectarla a diario, ya que los alimentos se pueden pudrir. Eso sí, recomiendan vaciarla y desenchufarla en caso de irse de viaje.

Los últimos tres los integran la lavadora, el lavavajillas y la secadora. A diferencia de lo que pasa con el frigorífico, no es necesario tenerlos conectados de forma constante. Consumen energía en todo momento sobre todo si cuentan con una pantalla digital o táctil.

Fuente: La100

Leave a Comment